actitud-02

Actitud: La Clave del Éxito

Hace poco estuve leyendo el libro de James Allen “Como un hombre piensa” y me detuve en un párrafo muy sencillo pero a la vez muy profundo: “La mente de un hombre se compara a un jardín, que puede ser inteligentemente cultivado o ser abandonado y llenarse de hierbas; pero sea cultivado o descuidado, está destinado a producir. Si no se siembran semillas útiles, entonces semillas de hierba mala caerán, crecerán en abundancia y se reproducirán”.

De esta lectura, voy a desarrollar algunas ideas:

Nuestra mente está destinada a producir constantemente y depende de cada uno de nosotros, que el producto de nuestros pensamientos, nos lleve a obtener resultados favorables.

La única manera de mejorar nuestros resultados es cuando tomamos total responsabilidad de nuestra actitud, sólo así podremos mejorar nuestros resultados.

La actitud es la suma de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, estos tres aspectos constituyen nuestra personalidad. Hay una parte de nuestra personalidad que piensa y es la mente consciente, hay otra parte de nuestra personalidad que siente, es la mente emocional y  la otra parte de nuestra personalidad que es la que actúa es el cuerpo.

El cuerpo es la parte que vemos, las otras dos no pueden ser vistas pero no por eso son menos importantes. La mente consciente lidia con los pensamientos y la mente subconsciente  lidia con  los sentimientos, el cuerpo es el instrumento de la mente y en consecuencia actúa.

A veces solo nos comprometemos en cambiar nuestro comportamiento y eso no funciona. Cuando hay armonía entre nuestros pensamientos, sentimientos y acciones  estos se traducirán en buenos resultados.

Es nuestra responsabilidad no permitir que nuestros condicionamientos nos detengan y no nos dejen ser lo que somos capaces de ser o de disfrutar lo que por derecho nos corresponde.

 El más mínimo cambio de actitud cambiará dramáticamente nuestra vida. Si nos ponemos a revisar aquello que hemos logrado, esos logros muchas veces son el resultado de cambios muy pequeños en nuestra forma de pensar y de actuar.

 “Mantén tu mano firme sobre el timón de tus pensamientos. En la barca de tu alma se reclina el Maestro al mando; sólo está dormido, despiértalo. El control de ti mismo es poder; el Pensamiento correcto es maestría, la Calma es poder, di dentro en tu corazón, “la Paz sea contigo”. James Allen

Puedes compartir esta información con tus amigos y familiares, seguramente te lo agradecerán. Te invito a que dejes tu comentario.

Muchas gracias por estar aquí.

comentarios

 

 

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field