poder-intencion

Cómo Activar la Fuerza de la Intención

Recuperar la energía y las ganas de seguir adelante a veces se hace difícil, las múltiples tareas, el estar aquí y allá, hace que poco a poco nos vaya invadiendo esa sensación de desánimo. Es en estos momentos que necesitamos recordar el propósito  y la visión de futuro para no perder el enfoque y la intención de lograr aquello que queremos.

Sin embargo la pregunta más importante que surge en esos momentos difíciles de desánimos, vacilaciones e incertidumbre, es ¿cómo activar la energía invisible de la intención para que trabaje a nuestro favor?.

Wayne Dyer en su libro la “Fuerza de la Intención” detalla cuatro etapas para conectar con nuestro ser interior y lograr que la intención ponga en marcha esas ‘facultades y posibilidades durmientes’ que nos llevarán a donde queramos estar.

Activar la fuerza de la intención es un proceso que consiste en conectar con nuestra esencia sin apegos,  y deshacernos de la identificación del ego. Este proceso se desarrolla en cuatro etapas:

  1. La disciplina es la primera etapa. El cuerpo requiere de entrenamiento para aprender una nueva tarea, crear un nuevo hábito. La práctica constante nos llevará a actuar de acuerdo a nuestros deseos.
  2. La sabiduría es la segunda etapa. Cuando combinamos la sabiduría con la disciplina se fortalece nuestra capacidad de enfoque. Al armonizar nuestros pensamientos y nuestro intelecto en equilibrio con nuestras emociones, nuestro cuerpo va a manifestar esa armonía con resultados favorables.
  3. El amor es la tercera etapa. Ponerle pasión a lo que hacemos es uno de los ingredientes principales de realización. La sabiduría, la disciplina y el amor por lo que hacemos, activa la energía de la intención, abre las puertas a las posibilidades infinitas de creación y realización.
  4. La entrega es la cuarta etapa. Aquí es donde se pone de manifiesto la intención. “En el universo hay una fuerza inconmensurable, inmensa, indescriptible, que es el ‘propósito’, y absolutamente todo lo que existe en el universo está unido al propósito por un vínculo de conexión”. Cada uno de nosotros puede activar su propio vínculo de conexión, enlazando el propósito como fuerza creadora. La intención es esa energía creadora.  La energía que surge de nuestro interior  está basada en nuestros deseos y valores más importantes.

Si cada día estableces un compromiso contigo mismo(a), visualizas los resultados y te esfuerzas, seguramente lo lograrás.

“Para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado”. 

Deepak Chopra

Gracias por estar aquí.

comentarios

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field