Cuatro palabras mágicas

Cuando escuché por primera vez esta forma de “auto sanación” basada en la repetición de sólo cuatro palabras, me pareció  increíble  pre4y más aún cuando vi los efectos en mi salud.

El Ho’oponopono, que en Hawaiano significa ” hacer lo correcto o corregir un error”, es una técnica de sanación ancestral hawaiana que  permite soltar pensamientos o creencias que no nos sirven.

Nuestra realidad está creada por nuestros pensamientos, todo lo que vemos en el mundo es el resultado de lo que pensamos. Es en los pensamientos donde se graban todas las situaciones difíciles y dolorosas de nuestra vida.

Para resolver estas situaciones difíciles debemos empezar por sanarnos a nosotros mismos, el proceso de sanaciòn se da de adentro hacia afuera.

Para aplicar esta técnica no se  necesita saber cuál es el problema. Sólo es necesario ser consciente de él, sea este físico, mental o emocional. Seguidamente, ya sea en voz alta o mentalmente, le dices al problema:

Lo siento,

Perdóname,

Te amo,

Gracias

Estas palabras las puedes repetir en silencio las veces que creas conveniente.  Cada vez que un pensamiento o una emoción te moleste, cuando estés preocupado, triste o enfadado con alguien, repite estas cuatro palabras mágicas. Pero no olvides que la repetición, la convicción y la constancia te llevarán a conseguir resultados beneficiosos para tu salud y bienestar general.

Segùn los antecedentes, en los años 80, el Dr. Hew Len descubrió el poder del  Ho’oponopono sanándose primero a sí mismo, y luego de forma casi milagrosa sanó a los pacientes psiquiátricos en el Hospital Estatal de Hawái.  Lo único que hizo fue leer los expedientes de los internos, y repetir las frases de esta técnica de sanación. Nunca entró en contacto con los pacientes.

El Dr. Hew Len  refiere que nosotros somos responsables de todo lo que pasa en nuestra vida. Todo lo que vemos, escuchamos o tocamos  es nuestra responsabilidad porque está en nuestra vida. Cuando comprendemos esto, entendemos también que lo que le pasa a las personas que nos rodean también es parte de nosotros y de nuestra responsabilidad. Entonces te das cuenta que a través de ti,  puedes sanar a otras personas.

¡¡¡Ànimo, tu puedes!!!!!

Puedes compartir este artículo con tus familiares y amigos, seguramente ellos te lo agradecerán. También te invito a que dejes tu comentario.

Muchas gracias..

 

 

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

2 Comments

  • PEDRO ESPINOZA LARA

    Reply Reply noviembre 27, 2014

    Me parece importante que nos recuerdes la existancia de estas palabras mágicas que nuestro espiritu reconoce, que relacionan el aceptar la responsabilidad de nuestras acciones, solicitar el perdon por el resultado de estas, brindar generosamente nuestro amor y expresar nuestra gratitud, seguire el consejo, gracias lo estaba esperando…

    • Juana Alida

      Reply Reply diciembre 1, 2014

      Gracias por tu comentario, si no hay gratitud no hay amor.

Leave A Response

* Denotes Required Field