equilibrio

Cuidando lo invisible

Nosotros como seres humanos somos una unidad en una multiplicidad, somos cuerpo, mente, espíritu y emociones. Sin embargo la mayoría de las veces nos preocupamos sólo en el cuidado de nuestro cuerpo, que es lo que vemos.

Cada una de las dimensiones que nos caracterizan tienen sus requisitos para mantenerse saludables. Así como el cuerpo requiere de una adecuada nutrición, descanso reparador, ejercicios, disfrutar del aire y del sol, nuestra parte mental  requiere ser constantemente estimulada,  ejercitar la imaginación,  la visualización y los pensamientos positivos.

La dimensión espiritual también requiere ser cuidada a través del arte, la música y el contacto con la naturaleza. Es indispensable conectarnos con  Dios, con el universo o ese poder superior maravilloso, con nuestra misión y sentido de vida. La dimensión emocional  requiere poder expresar sus sentimientos, aceptarte a ti mismo y aceptar a  los demás, requiere de una comunicación empática, asertiva y desarrollar habilidades interpersonales para establecer relaciones saludables.

El cuidado de nuestra parte invisible fortalece nuestro cuerpo físico. Ahora veamos algunos consejos:

Dedica un tiempo para ti, disfruta de tu tiempo libre, date un tiempo y un espacio para reencontrarte contigo mismo.

Practica ejercicios de meditación cortos, una vez al día es lo recomendable. La meditación es necesaria para la salud.

 Libérate de las emociones negativas,  antes de reaccionar respira profundo, eso te permitirá evaluar el estímulo que desencadenó esa emoción y reaccionar de manera controlada.

Cuando te sientas tenso cambia tu enfoque, tus pensamientos crean tu futuro, Si te enfocas en los problemas, tus pensamientos serán negativos y tus resultados negativos. Si te enfocas en las soluciones, tus pensamientos serán positivos y tus resultados serán positivos.

Ponte metas en la vida y busca las estrategias para llevarlas a cabo,  desarrolla tu creatividad.

Conéctate con la naturaleza, tú eres parte de ella. Ayuda a los demás, rodéate de personas seguras de sí mismas.

Disfruta de la vida, el sentido del amor está en dar y recibir.

¡¡¡¡¡¡Ànimo, tu puedes!!!!!!

Deje su comentario

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

1 Comment

  • Juana Alida

    Reply Reply noviembre 20, 2015

    Nuestra naturaleza humana responde a nuestro cuidado, la vida requiere de movimiento, aprendizaje y amor, es el mejor legado que podemos dejar a los nuestros.

Leave A Response

* Denotes Required Field