cerebro rompecabeza

De Aprendiz a Experto Emprendedor

Hace poco leí un artículo sobre la importancia de las neurociencias en casi todos los ámbitos de nuestra vida. La neurociencia no sólo es un área del conocimiento que se ocupa del sistema nervioso y su funcionamiento neuronal, sino también estudia nuestro comportamiento y conducta y su relación con el entorno.  Conocimientos valiosos que contribuyen al desarrollo de nuestras potencialidades y a nuestro crecimiento personal y profesional.

Vivimos en tiempos de cambios y hoy en día es un reto adecuarnos a la velocidad de estos cambios y a los nuevos conocimientos, si queremos obtener resultados en nuestros emprendimientos.

Desde esta perspectiva, es muy útil que como emprendedores,  básicamente conozcamos y entendamos cocerebromo aprende el cerebro y como procesa la información, como controla las emociones, los sentimientos, acciones y su fragilidad frente a determinados estímulos, situación que ya está siendo aplicada en el campo del marketing y las ventas.

De la unión de las neurociencias y el marketing surgió el Neuromarketing, disciplina que día a día va creciendo y tomando fuerza cuando se trata de influir en las decisiones de compra de un cliente.

Hay una cantidad de estudios realizados que demuestran que las decisiones de consumo no responden exclusivamente a preferencias racionales y  que las emociones desempeñan un papel importante en el proceso de selección de un bien o servicio.

Este proceso de selección  se deriva de manera automática de los hábitos adquiridos, de asociaciones a imágenes e ideas determinadas por nuestros recuerdos.

En este contexto y como buenos emprendedores, para obtener buenos resultados al momento de ofrecer nuestros servicios,  es muy importante tener en cuenta que las decisiones de compra no solamente pasan por decisiones racionales sino que también intervienen factores emocionales e instintivos.

Conocer cómo actúa la mente en la decisión de compra, cómo prospectar y atraer clientes con un discurso que llegue al subconsciente del cliente, un discurso que no se quede en la palabra sino que utilice metáforas, que motive, que involucre los sentidos y que vaya dirigido concretamente a una persona en particular, debe ser nuestro compromiso, si queremos lograr buenos resultados en nuestros emprendimientos.

Si te gusta el artículo compártelo y deja tu comentario.

Gracias.comentarios

 

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field