tu-foco

El Enfoque como Sinónimo de Éxito

Renunciar a aquello que queremos es difícil, sin embargo en ocasiones es necesario aprender a renunciar  para realmente lograr lo que queremos. El desear muchas cosas a la vez y trabajar en su logro no siempre es lo más efectivo.

Este año que se va,  me deja muchas lecciones al respecto, una de ellas es que,  para alcanzar mis metas  tenía que concentrarme en una sola cosa y trabajar en ello hasta lograrlo. Tenía que aprender a ser disciplinada, mantener un orden no sólo en mi vida laboral, también en mi vida personal, ya que yo soy mi mejor activo.

Comprendí que concentrarme en una sola cosa no significaba dejar de hacer,  o dejar de lado otras actividades, concentrarme significaba priorizar,  enfocarme y poner en el centro aquello que  más deseaba y hacer que las demás actividades estén alineadas para lograr ese gran propósito.

El enfoque es aquello en lo que ponemos nuestra atención, aquello que va a constituir una base para lograr nuestras metas.

¿Cómo hallar ese gran propósito?

Gary Keller en su libro “Lo Único”,  refiere que  cuando entendemos que cada día es una oportunidad, este sólo hecho nos lleva a centrarnos en el presente, en lo que tenemos que hacer hoy para lograr nuestro propósito mañana. Establecer una prioridad en el día a día  que alimente al propósito, algo pequeño que nos dé grandes resultados.

Lo primero que tenemos que hacer en la mañana es levantarnos con el fin en mente, es decir, preguntarnos: ¿cuál es mi propósito? Y luego,  preguntarnos ¿qué tengo que hacer hoy, que no puedo dejar de hacer para lograr mi propósito?, esta pregunta define nuestro camino a seguir, aquel que tenemos que disfrutar cada día porque es el que nos llevará a conseguir el éxito que queremos.

Una vez definido el propósito y la tarea de cada día lo ideal es buscar la estrategia para realizar la tarea, una estrategia que nos motive y  que sea significativa. Cuando nos mantenemos ocupados en aquello que nos gusta, nos sentimos felices.

Como lo dije en algún momento, no es una tarea fácil, las cosas fáciles no se valoran. Lograr lo que queremos requiere de convicción, de mucha  dedicación, paciencia, de vencer nuestros miedos, de asumir el compromiso de hacer todo lo posible para lograr aquello que queremos.

Puedes compartir esta información con tus amigos y familiares, seguramente te lo agradecerán. También me gustaría saber tu opinión sobre el tema, te invito a que dejes tu comentario.

Muchas gracias por estar aquí…

comentarios

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field