Tips para una vida saludable


Healthy lifestyle
Nuestros hábitos determinan nuestra calidad de vida.  Desde que nacemos expresamos nuestras emociones sin juicios ni apegos, no hay malo ni bueno, simplemente experimentamos, no hay reglas,  simplemente somos, fluimos con la vida, actuamos como nos parece.

Conforme vamos creciendo nuestro entorno familiar y social y las experiencias compartidas en ellos,  nos va llevando de un estado natural a un estado de condicionamientos, creencias, decisiones  y comportamientos que son como capas que nos van cubriendo  y nos alejan de nuestro estado natural.

Si queremos tener una vida saludable nuestro propósito debe ser  quitar esas capas que se interponen en nuestro camino para  volver a conectar con nuestro estado natural.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Nuestro cuerpo y nuestra mente se influencian el uno al otro. Lo que pensamos influencia lo que hacemos y lo que hacemos influencia lo que pensamos, basados en este conocimiento,  podemos  crear  estrategias para establecer ese orden natural y tener una mejor calidad de vida. Necesitamos ver la mente y el cuerpo como uno sólo.

¿Dónde empezar el cambio?

El cambio sostenible tiene que afectar nuestros pensamientos, emociones y comportamientos, no importando donde se inicie este cambio. Si se inicia sobre el comportamiento, una rutina de ejercicios es muy beneficiosa para nuestra salud y bienestar. El ejercicio mejora la autoestima, disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad, mejora nuestras funciones mentales.  En este caso,  lo primero que tienes que hacer es chequear  tu nivel de actividad física, luego iniciar con breves periodos de ejercicios periódicamente.

Los ejercicios  influyen  sobre los pensamientos, equilibra las  emociones y alivia la tensión,  mejora la vida sexual contribuyendo  a una mejor calidad de vida.

 El ejercicio nos devuelve a nuestro estado natural, nos provee de químicos  necesarios para el  bienestar emocional y físico,  liberamos endorfinas  que son hormonas encargadas de producir placer, también nos permite liberarnos de toxinas que son negativas para nuestra salud. Por lo menos 30 minutos de ejercicios tres veces por semana, lo importante es que sea constante, cuando no somos constantes le hacemos más daño que bienestar a nuestro cuerpo.

 Con 30 minutos de ejercicios aumentamos nuestra productividad, mejoramos la resistencia a las enfermedades,  fortaleciendo nuestro sistema inmunológico y el funcionamiento armónico.

Nuestra salud es el reflejo de la relación que tenemos con nosotros mismos, el único activo que tenemos somos nosotros y si no nos cuidamos, no nos valoramos. para que los cambios sean sostenibles tienes que ser consistente.

¡¡¡¡¡Ànimo,  tu puedes!!!!!!

 

 

 

 

Deje su comentario

 

 

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field