poder int

Tu Fuerza Interior

Hace unos días leí una historia de dos niños que patinaban sobre una laguna helada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación. De pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua, quedando atrapado. El otro niño, viendo que su amigo se ahogaba bajo el hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró romper la helada capa, agarró a su amigo y lo salvó.
Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaban cómo lo hizo, pues el hielo era muy grueso.
“Es imposible que lo haya podido romper con esa piedra y sus manos tan pequeñas”, afirmaban.

-En ese instante apareció un anciano y dijo:

“Yo sé cómo lo hizo”.

– “¿Cómo?”

– “No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo”.

En múltiples ocasiones hemos escuchado de las personas más cercanas a nosotros, palabras como “ni lo intentes”, “no vas a poder” o “eso no es para ti” y esas palabras se convirtieron muros insalvables desde nuestra mente. Nuestras limitaciones son creadas por nuestros pensamientos y estos se convierten en certezas para nosotros, certezas que no  nos permiten alcanzar aquello que queremos y bloquean nuestra fuerza interior.

Desde una palabra, un gesto, una mirada, pueden constituirse en condicionantes de lo que hacemos o dejamos de hacer.  Nuestro entorno familiar es importante en la formación de nuestra identidad  e imagen personal, lo que veamos o escuchemos de pequeños va a configurar nuestra actitud ante la vida, una actitud empoderada que nos lleve a realizaciones o en caso contrario nos limite y sea un obstáculo en nuestra vida.

Muchas veces necesitamos que se presenten situaciones retantes para descubrir nuestra fuerza interior, poner en juego nuestras capacidades y recursos internos para lograr  nuestras metas.

Puedes compartir esta información con tus amigos y familiares, seguramente te lo agradecerán. También me gustaría saber tu opinión sobre el tema, te invito a que dejes tu comentario.

No uses las palabras “no puedo”, cuando en realidad lo que realmente quieres decir es “no quiero”.

                                                                                                               John Adams

Muchas gracias por estar aquí.

comentarios

 

About The Author

Juana Alida

Educadora, Enfermera, Coach de vida, experta en Desarrollo Personal. Con amplia experiencia profesional en las áreas de Salud y Educación.

Leave A Response

* Denotes Required Field